imagen
Mandamientos de las relaciones humanas
Curso para Mejores Relaciones Humanas
Factores que intervienen en las relaciones humanas
Mandamientos de las relaciones humanas
EL RUMOR
Hagamos un uso correcto de la comunicación no verbal
Obstáculos en las relaciones humanas
Mandamientos
- Háblele a la persona amablemente, no hay nada tan agradable como
una frase alegre al saludar.
- Sonría a la gente, se necesita la acción
de 25 músculos para fruncir el
ceño y solo 15 para sonreír.
- Llame a las personas por su nombre,
la música más agradable para el oído
de cualquiera, es el sonido de su
nombre.
- Sea agradable, amigable, cortés, si
desea tener amigos.
- Sea cordial, hable y actúe como si todo lo que hiciera fuera un placer.
- Interésese verdaderamente en las personas, puede simpatizar con
ellas y todo si se lo propone.
- Sea generoso para hacer resaltar las buenas cualidades y cuidadoso
al criticar.
- Tenga consideración hacia los sentimientos de los demás, se lo agradecerán.
- Tenga consideración de los demás, en toda controversia hay tres opiniones
o puntos de vista: la del otro, el suyo y el correcto.
- Esté dispuesto a prestar servicio, lo que más cuenta en la vida, es lo
que hacemos por los demás.
imagen
Para Conversar…se Necesitan Dos
La conversación es el medio más importante
que tenemos para comunicarnos oralmente,
por eso el respeto a las opiniones del
otro es fundamental; sin no lo hago no podré
establecer un diálogo, entonces solo escucharé
mi opinión.
Escuchar es mucho más que limitarse a captar sonidos con nuestro sentido
del oído, es más que oír. Es atender a lo que se nos dice, interiorizarlo,
comprenderlo y traducirlo en algún tipo de respuesta: una acción,
una exclamación, una respuesta, un sentimiento.
Escuchar enriquece la comunicación, ya que nos permite comprender los
puntos de vista de los demás y establecer un verdadero diálogo, con intercambio
de ideas, apreciaciones y razonamientos.
Al escuchar pongo atención a mi interlocutor, oigo lo que me dice, y lo
confronto con la expresión de sus ojos, los movimientos de su cuerpo, de
su rostro; así completo el mensaje que él me ha querido comunicar.
Al escuchar no miro hacia otras partes, ni de un lado a otro; tampoco
paseo mi vista alrededor como buscando a otra persona.
Al escuchar estoy atento a lo que se me está diciendo, no dejo volar mi imaginación
ni mis pensamientos, me concentro en lo que estoy y lo disfruto.
Nunca interrumpo abruptamente a quien me habla, espero el momento
oportuno para hacerlo y me disculpo por ello…pero es que yo también
tengo cosas importantes que decir.
Si no entiendo algo y tengo alguna duda, pregunto, pido que me aclaren
lo que acaban de decir; así evito malos entendidos y confusiones
que podrían afectar la relación.
Pero sobre todo, lo que dicen aquí, no lo ando repitiendo por ahí, o sea
que no participo de chismes y rumores.
Aprendamos a escuchar
¡Deje hablar!
Muestre su interés al escuchar.
Elimine distracciones.
Póngase en los zapatos del otro.
Sea paciente (no interrumpa).
Controle sus emociones.
No caiga en la tentación de la crítica.
Pregunte.
 
pag. principal
muestra la pagina principal del curso
pag. siguiente
muestra la pagina siguiente del curso